Voluntad para el desarrollo tecnológico por Héctor Rodríguez - Diario Suspenso

Voluntad para el desarrollo tecnológico por Héctor Rodríguez

Compartir


La idea no es producir por producir, la meta es engranar un proyecto único para todo el estado Miranda que nos permita orquestar un desarrollo integral donde el conocimiento, la tecnología y la garantía de un vivir bien para todos por igual con una visión autogestionaria, sea una realidad más que una consigna.

En este sendero nos estamos moviendo cuando firmamos el convenio entre la empresa china de transporte, Yutong, y el Instituto Universitario de Tecnología Federico Rivero Palacios. Un centenar de personas serán recibidas por la fábrica para que docentes y estudiantes se beneficien con un intercambio de conocimientos.

De esa manera, no sólo se aprenderá a darle mantenimiento a las unidades que ya están rodando por todas las arterias viales del estado, sino que además se abonará el potencial creativo venezolano para la elaboración de moldes y diseños para la sustitución de autopartes y repuestos, con recursos e insumos nacionales, desarrollado por el talento criollo.

Miranda tiene en su seno 58 de las principales universidades del país, cuenta con el 80% de los centros de investigación nacionales. Además 23 de los 44 laboratorios farmacéuticos radicados en Venezuela, están en nuestras áreas industriales.

Eso significa que lo único que se requiere es voluntad para sincronizar los esfuerzos en una sola dirección: el crecimiento sostenido de un modelo de economía mixta, donde empresarios privados, comunidades organizadas, centros de investigación y el aparato gubernamental nos movamos como un reloj, exacto y preciso.

Un buen ejemplo de ello son los resultados que ha obtenido la Corporación de Ciencias, generando la primera semilla de papa certificada de los Altos Mirandinos.
Miranda cuenta con muchos recursos naturales y, principalmente, tiene seres humanos excepcionales, trabajadores, competentes y dispuestos a aportar lo mejor de sí mismos,  manos y talento para una patria próspera.

Una prosperidad que se va a reflejar no sólo en riqueza sino en calidad de vida, porque en la medida que aumentemos las alternativas laborales, en cada una de las poblaciones que comprende nuestro estado, la gente tendrá menos necesidad de irse a Caracas para ganarse el sustento. Eso además redundará en mayores y mejores servicios, y un bienestar generalizado.

No es un sueño, es una construcción que ya está en marcha, siguiendo la ruta trazada en el Plan de la Patria, y poniendo la mirada  en ese luminoso mañana en el que todos seremos protagonistas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages