Feliz cumpleaños 453, querida Caracas - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela

Feliz cumpleaños 453, querida Caracas

Share This
Este jueves, Caracas, cumple 453 años de fundada por Diego de Losada, el 25 de julio de 1567, con el nombre de Santiago de León de Caracas, que le fue dado en honor a las tribus indígenas que poblaron inicialmente la zona.

Todo aquel que decide dejar el país mete en la maleta de sus afectos esa imagen que desde cualquier punto de la ciudad puede apreciarse: nuestro amado Warairareparo o cerro El Ávila, como quiera que se le diga. Con la imagen de la montaña, el desarraigo pede resultar menos cruel.

La imagen del cerro que nos legó Manuel Cabré, que quien viniendo de otras tierras, reconoció el valor de esta montaña como parte de nuestro paisaje tropical citadino que se instala como el icóno preponderante de nuestra ciudad, como el sinónimo obligado, la referencia impostergable.

Esa montaña que configura el Valle de Caracas, que se muestra a cualquier hora del día y que nos sirve como punto de referencia nos presenta hoy día una hermosa ciudad que nos muestra su crecimiento, pero que sigue albergando la nostalgia de su historia.

La antropóloga Iraida Vargas, testigo de las excavaciones que se han realizado en el centro de la ciudad, relata cómo las tribus caribe ocuparon la ciudad. «Caribe es la afiliación linguística que abarca a todos esos grupos porque no se tiene precisión sobre las etnias que ocuparon la ciudad y sus alrededores».

La feroz resistencia de las tribus caribes comandadas por sus jefes guerreros Guaicaipuro, Paramaconi y Terepaima, Tiuna y Tamanaco, quienes controlaban el valle de Caracas y las montañas que lo rodean, bajo las órdenes de la cacica Apacuana, quien era la estratega militar, hacen fracasar el proyecto de Francisco Fajardo imposibilitando la implantación de un asentamiento español estable hasta la llegada de Diego de Losada en 1568.

Con estas expediciones los españoles pudieron conocer y evaluar la topografía y los recursos naturales de la región, las características culturales de las tribus indígenas que habitaban el valle, su estrategia militar y su potencial de combate.

Nace la ciudad

El origen de la ciudad de Caracas se ubica en lo que hoy conocemos como la esquina de Santa Capilla y la escuela de música José Ángel Lamas. Aquí existía una colina, la ciudad antes geomorfológicamente era muy distinta. Diego de Losada, partiendo de los fracasos de Fajardo, decide instalar su campamento en lo alto de esta colina, para poder controlar los asentamientos indígenas cercanos. Allí se instaló una villa campamento y las iglesias San Mauricio y San Sebastián, cuyos vestigios se encuentran, debajo de la escuela de música.

Para el momento de la llegada de Losada, las aldeas indígenas del casco histórico se ubicaron en donde está actualmente el Correo de Carmelitas, en la esquina de San Jacinto, específicamente en lo que es hoy día la iglesia de San Francisco y el Palacio de las Academias; en el Palacio Federal Legislativo; en lo que fue la casa de Francisco de Miranda que abarca hasta lo que hoy ocupa un Mac Donalds que está en el Teatro Ayacucho y en donde está situada la iglesia de Santa Teresa.

La ocupación del valle de Caracas fue bien extensa. Los indígenas caribe fueron sometidos y desplazados de los lugares donde estaban sus aldeas desde el siglo X. «Los españoles trataban de anular los espacios que habían ocupado los indígenas. Por ejemplo, los conventos se erigían siempre en el lugar donde había existido alguna aldea, con el fin de reducirlos y convertirlos por medio de las misiones de la religión católica», explicó la antropóloga Vargas. Hoy en las esquinas de Glorieta, Pilita, Mamey y Dolores, fue donde se replegaron los indígenas que habían sido desplazados del casco central. «Esta era una zona pantanosa porque allí terminaba el río Guaire y era poco conocida por los españoles, situación aprovechada por los aborígenes para preparar el asedio a la ciudad en defensa de su territorio».

En la parcela donde está ubicado hoy día el teatro Municipal se erigió una iglesia a la que denominaron San Pablo, un cementerio y el llamado hospital real, donde atendían a los pobres que no tenían cómo pagar a un médico de cabecera. También aquí fue donde los españoles construyeron el denominado reducto (por lo que la actual esquina de Caracas preserva su nombre). Este era un refugio que al repique de las campanas albergaba a los españoles del ataque de los indios que defendían sus espacios.

Vargas advirtió que durante las excavaciones realizadas en el Teatro Municipal se consiguieron restos humanos pertenecientes al cementerio, al hospital y a la iglesia, pues sus escombros fueron empleados como relleno para erirgir el teatro. «Antes no existían tractores por lo que sólo se rellenaban los terrenos», explicó. De esta manera, sin saberlo, los caraqueños transitan por cimientos de la historia de la ciudad, sobre siglos de historia. La construcción de la ciudad actual de Caracas es como una torta de muchos pisos, donde cada grupo de escombros, alberga sus testimonios.

Querida Caracas

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, se sumó a esta celebración con el siguiente mensaje divulgado en el Twitter: «Querida Caracas, tus hijos e hijas te rendimos tributo cantándole a tu belleza sublime, rebeldía y libertad presente durante siglos de lucha heroica y que hoy, nos llena de fuerza para vencer las adversidades. Caracas mía, sinónimo de grandeza, resistencia y revolución», reza el post.

Feliz cumpleaños 453, querida Caracas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario