Hambre y tuberculosis cobraron la vida de tres presos en Carabobo - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela

Hambre y tuberculosis cobraron la vida de tres presos en Carabobo

Share This

En el Centro de Formación Hombre Nuevo "El Libertador", ubicado en Tocuyito, murió un cuarto recluso pero producto de la violencia.


Las condiciones de salud de los privados de libertad en Carabobo continúan deteriorándose. En menos de una semana, tres nuevos nombres se sumaron a la lista de presos fallecidos en la entidad carabobeña a causa de la desnutrición y tuberculosis, alertó la ONG Una Ventana a la Libertad.


Según la organización, se trata de dos reclusos del Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador” ubicado en Tocuyito, Libertador, quienes murieron contagiados por tuberculosis. El tercer fallecido estaba recluido en la estación policial Yagua de la Policía de Carabobo, en Guacara, y la causa de su muerte fue desnutrición.


Los contagiados por tuberculosis fueron identificados como José Yépez, de 37 años, y Ángel de los Santos Mendoza, de 24 años. En el caso del primero, su deceso ocurrió el 19 de agosto, mientras que el segundo se registró el 23 del mismo mes. Ambos estaban confinados en el centro de reclusión de Tocuyito.


El 21 de agosto murió por desnutrición Julio García, de 80 años, quien estaba detenido en la estación policial Yagua de la Policía de Carabobo. “Tenía un mes privado de libertad y estaba residenciado en Ciudad Alianza, municipio Guacara”, detalló Una Ventana a la Libertad en una nota publicada en su sitio web.


La ONG informó que además de los tres muertos por tuberculosis y desnutrición, también el 21 de agosto pero en el Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador” fue asesinado Maikel Cedeño, de 27 años. Sus compañeros de celda lo habrían estrangulado por causas que todavía no han sido determinadas.


Por su parte, la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) alertó que la desnutrición está matando a los privados de libertad recluidos en el Centro de Formación Hombre Nuevo “El Libertador” y el Internado Judicial de Tocuyito, ahora llamado Complejo Penitenciario de Carabobo, donde hasta el 9 de agosto han perdido la vida más de 46 reclusosque con un precario sistema inmunológico son presa fácil de enfermedades como la tuberculosis, neumonía y hepatitis.


“En Tocuyito desde el inicio de la cuarentena, se prohibió las visitas, además del ingreso de alimentos que semanalmente los familiares llevaban a sus internos. Esto, además de la mala y escasa comida que el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario suministra a los privados de libertad, ha generado una ola de fallecimientos, que cada día crece más”, dijo Carolina Girón, directora del OVP.




(El Carabobeño)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario