Aragua | Hallaron muerta a abuelita amarrada con las manos en la cabeza - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela

Aragua | Hallaron muerta a abuelita amarrada con las manos en la cabeza

Share This

Familiares y vecinos de la comunidad de Mata Caballo, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Santiago Mariño del estado Aragua, amanecieron este miércoles consternados ante la misteriosa desaparición y posterior localización del cadáver de una abuelita de 75 años de edad.

Según la información revelada a los medios de comunicación, el hallazgo ocurrió a eso de las 9:00 de la mañana en una de las habitaciones situada en la residencia marcada con el número 37, en la calle 2, en la urbanización Mata Caballo.

Al momento del suceso, la ciudadana, identificada como Ana Torres, de 75 años de edad, madre de 11 hijos y del oficio del hogar, fue localizada por uno de los nietos con el cuerpo cubierto


con una sábana.

Además le visualizó las manos amarradas hacia atrás de la cavidad craneal y los pies con un pequeño mecate, asimismo tenía enrollado una tela a nivel del cuello.

Su cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y la pestilencia era inaguantable. Se trató de una escena muy desgarradora, comentaron las hijas que acudieron este jueves al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en Caña de Azúcar del municipio Santiago Mariño, a retirar el cuerpo para su cristiana sepultura.

LA VIERON POR ÚLTIMA VEZ


Las hijas de la señora Torres comentaron a los periodistas de elsiglo que de acuerdo a la versión de los vecinos, ellos no veían a la dama, conocida popularmente como “La Abuelita”, desde el domingo.


Con el pasar de las horas, la gente del barrio se preguntaba lo siguiente:“Para dónde andará la abuelita”. “Se habrá marchado para donde viven sus hijas”. “¡Qué raro!” “No sabemos nada de ella”.


Esa misma angustia se apoderó de toda la familia, especialmente de las hijas, ya que la señora acostumbraba a visitarlas regularmente o sino ellas se dirigían a Mata Caballo.


Como no daba señales de vida, las muchachas se trasladaron a la citada comunidad y comenzaron a preguntar por su progenitora. Una vecina que se asomó a la ventana les respondió: “Tengo días que no veo a su mamá”. Tendrán que ingresar a la casa.


Primero se dirigieron al patio de la residencia, donde peinaron cada uno de los rincones e incluso trataron de reventar los vidrios de las ventanas. Seguidamente forzaron la puerta.


Al ingresar al inmueble, el nieto manifestó a los presentes lo siguiente: “Mamá, creo que mi abuela está muerta. Ahí está su bolso y sus cosas personales. Hay una hediondez.


Al dirigirse a uno de los cuartos, el muchacho observó a su abuelita tendida en el piso cubierta con una sábana y su cuerpo estaba en descomposición.


TESIS DEL ROBO

Ante ese escenario, el jovencito salió corriendo y pegando gritos, manifestando que la abuela estaba muerta. Un poco más calmados, los dolientes ingresaron de nuevo a la vivienda, observando que no estaba el televisor, un radio, un ventilador y toda la comida. Había como especie de un desorden dentro de la propiedad.

Posteriormente las personas se dirigieron al comando policial, situado en la urbanización Pantín en Rosario de Paya, en donde pusieron la denuncia e igualmente a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Los sabuesos se desplazaron a Mata Caballo, en donde levantaron el cadáver y lo llevaron a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley, según la información facilitada por la familia.

Aunque la investigación apenas comienza, los sabuesos de la policía científica manejan la hipótesis del robo y sospechan que al menos tres delincuentes están involucrados en el crimen de Torres.

Asimismo, manejan información preliminar que los hampones mataron a la señora entre la noche del domingo o sino en la madrugada del lunes. Sin embargo, habrá que esperar por el resultado de la autopsia de ley, se dijo a los reporteros.

BUENA VECINA


Por su parte, los moradores de Mata Caballo se mostraron entristecidos y angustiados por la muerte de la abuela. Ana Torres era una mujer de carácter fuerte, pero con nadie se metía. Muy servicial en la comunidad. Todo el mundo la apreciaba.


Los vecinos pidieron castigo para los culpables del atroz homicidio que conmovió a la vecindad. El caso está bajo averiguación de las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Los mejores investigadores se abocaron al caso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario