Tanzania celebra elecciones empañadas por la violencia - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela

Tanzania celebra elecciones empañadas por la violencia

Share This

El presidente John Magufuli, busca la reelección y su más fuerte oponente es Tundu Lissu del Partido por la Democracia y el Progreso.


Los tanzanos votan este miércoles (28.10.2020) en medio de una creciente preocupación por la democracia bajo el presidente John Magufuli, apodado el "bulldozer", que aspira a un segundo mandato y de un contexto tenso en Zanzíbar, donde estallaron disturbios antes de los comicios.


En Zanzíbar, un archipiélago semiautónomo, la situación se crispó en vísperas de las elecciones. La oposición acusó a las fuerzas de seguridad de haber matado a tiros a 10 personas, lo que la policía niega.


"¿Cómo puede haber elecciones cuando hay gases lacrimógenos y disparos de balas en todas partes? En cualquier caso no se trata de una elección justa, no es más que una farsa", protestó Seif Sharif Hamad, el candidato de la oposición en Zanzíbar, detenido brevemente por la policía el martes.


Más de 29 millones de votantes están llamados a las urnas de 07H00 a 16H00 (04H00 a 13H00 GMT) en la parte continental de Tanzania y 556.000 en Zanzíbar, que juntas forman la República Unida de Tanzania (unos 58 millones habitantes).


En Zanzíbar se ha desplegado un importante dispositivo de seguridad. Sus habitantes votan no solo en elecciones generales (presidenciales y legislativas), sino que también designan al presidente y los diputados del archipiélago. 


En Twitter el embajador estadounidense Donald Wright dijo estar "alarmado por las informaciones procedentes de Zanzíbar y de otros lugares sobre actos violentos, muertos y detenciones" y llamó a las fuerzas de seguridad a "actuar con moderación".


A nivel nacional hay 15 candidatos presidenciales, pero el duelo será entre Magufuli, de 60 años, candidato a la reelección por el partido CCM ("El Partido de la Revolución"), en el poder desde 1961, y Tundu Lissu, de 52 años, que se presenta por Chadema (Partido por la Democracia y el Progreso).


Durante su primer mandato, Magufuli ha gobernado de forma autoritaria, según sus detractores. Cuando era ministro de Obras Públicas (2010-2015) se ganó el apodo de "bulldozer" o "Tingatinga" en suajili.


Se prohibieron las reuniones políticas fuera del período electoral, se adoptaron leyes draconianas contra los medios de comunicación y se detuvo a periodistas, activistas y miembros de la oposición. Varios opositores resultaron muertos.  


Elección en medio del pandemia del coronavirus


La iglesia luterana y la católica denunciaron en 2018 el clima de "miedo"  entre la población que socava "la unidad del país", considerado no obstante un remanso de paz en África del Este.


Magufuli presume de la lucha contra la corrupción, la extensión del acceso a la educación gratuita y una política de grandes proyectos de infraestructuras en los sectores hidroeléctrico y ferroviario. También resucitó la compañía aérea nacional.


Tundu Lissu, abogado de formación, regresó al país a finales de julio después de tres años de exilio.


En 2017 fue arrestado seis veces por diversas razones y en septiembre de ese año fue víctima de un intento de asesinato, según él por motivos políticos, frente a su domicilio en Dodoma, la capital administrativa.


Recibió 16 balazos. Se sometió a 20 operaciones quirúrgicas y todavía cojea, pero esto no le impidió hacer campaña y congregar a multitudes.


Hasta tal punto que en octubre, el líder del partido opositor ACT-Wazalendo, Zitto Kabwe, le brindó su apoyo, estimando que Lissu tenía "más probabilidades de derrotar a Magufuli".


A cambio Chadema apoya para la presidencia del archipiélago de Zanzíbar a Seif Sharif Hamad, un veterano de la oposición local que se presenta por la formación ACT-Wazalendo.


La campaña electoral transcurrió sin tomar en consideración el coronavirus ya que Magufuli declaró al país "libre de COVID" en julio, gracias a las oraciones.


Las encuestas han sido prohibidas con lo cual es difícil saber quién parte como favorito. Antes de la pandemia del nuevo coronavirus la economía crecía un 6 por ciento, pero la creación de empleo fue escasa y los impuestos afectaron al sector privado y mermaron el interés de los inversores, explica Thabit Jacob, un analista político tanzano que reside en Dinamarca.


El FMI predice que Tanzania se salvará de la recesión este año a pesar de la pandemia, con un crecimiento de 1,9 por ciento.




(DW)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario