Cicpc busca detener a Gabriela Mirabal, mujer que denunció a su familia por corrupción - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela

 


Cicpc busca detener a Gabriela Mirabal, mujer que denunció a su familia por corrupción

Share This

María Gabriela Mirabal, la mujer que denunció a su familia por corrupción, informó la mañana de este martes que funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) buscan detenerla.


"Está el Cicpc en la puerta de mi casa con una orden de captura. Estoy esperando a mi abogado. Desde el intento de asesinato he sido perseguida y acosada", señaló a través de sus redes sociales.


Minutos más tarde, indicó que eran cinco funcionarios los que se encontraban en la puerta de su apartamento: "Me van a llevar, secuestro".


La orden de aprehensión, según oficio 023-20, fue emitida por el juzgado 12 de juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana. Sin embargo, no se indica delito, pero se le revoca la medida cautelar sustitutiva de libertad.


La denuncia sobre su familia 


Vale recordar que Gabriela Mirabal había denunciado a su hermano, Gustavo Mirabal Castro, de ser testaferro de Alejandro Andrade, exescolta de Hugo Chávez y extesorero de Venezuela, quien cumple condena en Estados Unidos sentenciado por el delito de lavado de dinero.


“Para quienes no conocen mi historia, mi hermano, Gustavo Adolfo Mirabal Castro, es testaferro de Alejandro Andrade. Se robó 250 millones de dólares. Compró a mis padres, hermanas, finalmente a mis hijos. Nunca fui partícipe de sus actos ilícitos; lo repudié y denuncié ante autoridades, a través de las redes sociales, dentro y fuera de Venezuela. Hoy se esconde en Dubai, rodeado de lujos y caprichos que el dinero mal habido compra. A raíz de mis denuncias se le cerraron muchas puertas, congelamiento de bienes y dinero. Las represalias no tardaron en llegar: Víctima de terrorismo judicial, secuestro, injurias, agresiones físicas y psicológicas. Prohibición de salida del país. No pudieron conmigo.Hasta hoy”, había escrito la mujer.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario