Posiblemente estás limpiando tu trasero de la forma incorrecta y no lo sabías - Diario Suspenso | Últimas Noticias de Venezuela
}

 


Posiblemente estás limpiando tu trasero de la forma incorrecta y no lo sabías

Share This

Esto no debería ser un tema de discusión, pero cientos de personas en el mundo limpian de forma incorrecta sus posaderas


El papel higiénico data de los años 500. Sí, 500, cuando un funcionario académico chino dijo que el papel donde hubieran clásicos literarios de su cultura, no podía usarse para el trasero.


Debería ser un tema el mantenimiento del ‘rear end‘, como dicen los norteamericanos, ‘la raja’, ‘las otras mejillas’, etc. La verdad es que todo el mundo lo asume como una tarea aprendida y nadie cree que no sabe, pero por sorpresa, pudieras estar fallando en algo.


Esto porque sí hay una sola manera correcta. 


Después de cumplir la cita inevitable con el inodoro, debes recordar usar el papel higiénico desde el frente hacia atrás, evitando cualquier contacto de piel con las heces.


Si decides hacer un rollito o doblar el papel, es un tema personal. Aunque algunos dicen que los que hacen una bola desordenada son sociópatas (esto es absolutamente falso).


El perineo, conocido poéticamente como el ‘nie’, sin nada que ver con el documento español, es la zona entre los genitales y el ano. Debe pasarse el papel desde esa zona hasta el final de ‘la carretera’.


POR AHORA BIEN, ¿NO? TODO ESTO PARECE OBVIO

Aquí se complica; es importante tratar de no frotar con papel la zona del perineo, ya que puede causar micro desgarros por donde puede entrar una bacteria.


Quien no puede alcanzar su ano con un movimiento de mano hacia atrás (por peso, lesiones, etc.), puede hacerlo por entre las piernas, mientras el movimiento sea desde el frente hacia atrás.


No al revés. Limpiarse desde el frente hacia atrás es especialmente importante para las mujeres, ya que previene que la materia fecal entre en la uretra. Para los que no saben qué es la uretra, se trata del orificio por donde la orina sale.


La exposición accidental a la materia fecal es la causa principal de las infecciones de tracto urinarias en las mujeres.


Si estos dos mundos “se mezclan”, toca lavar la uretra con agua delicadamente. No es recomendable contra agua a presión o de ducha ya que esto forza a los microbios a avanzar en el área.


También, tomar mucha agua es recomendable en estos casos, para que ayude a limpiar cualquier resto bacteriano.


¿Qué hacer cuando el papel higiénico no es suficiente?

La diarrea persistente crea este problema, digamos que esparce más el desastre y es más complicado darle el debido mantenimiento y tratamiento adecuado. Especialmente si arde o está enrojecido.


En esos casos, puedes usar toallas de bebé, que te harán ‘ver el demonio’ pero pueden ayudarte. También hay personas que compran inyectadoras de bola y con eso lavan la zona afectada.


También si tienes un bidet disponible, es un buen remedio. El uso de agua fría o medio tibia es lo recomendado y lo más agradable. 


Es bueno saber que el exceso de movimiento al limpiarse, o la repetición excesiva del acto, puede tener consecuencias como,  bueno… Irritarte. Los remedios caseros pueden ser cremas que contengan aloe vera o con vitaminas A y E. Al refrigerar la crema obtendrás una comodidad extra.


Si la irritación persiste evita fuertemente los jabones con fragancia, el papel higiénico y las toallas, tampoco deberías comer chile, curry o cualquier comida picante.



(playgroundweb)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario